'El maquinista', explicado

El escritor estadounidense William Faulkner dijo una vez: 'Las personas para quienes el pecado es solo una cuestión de palabras, para ellos la salvación es solo palabras también'. Quizás estas palabras no sean solo palabras destinadas al papel, sino a la vida misma. ¿Cuántas personas cometen pecados y buscan la salvación? ¿Cuántos buscan vivir una vida sin culpa mientras cometen pecados en el camino? Estas preguntas, aunque son bastante difíciles de responder, quizás las responda mejor el atribulado Trevor Reznik en el thriller psicológico 'El maquinista'.

Dirigida por el escritor y cineasta estadounidense Brad Anderson, 'The Machinist' sigue la vida de Trevor Reznik, un maquinista que sufre de insomnio y problemas psicológicos. Este constante malestar mental hace que tenga continuas peleas y discusiones con sus compañeros de trabajo. Su salud mental deteriorada lo lleva a ser despedido de su lugar de trabajo después de un grave accidente que involucra a un compañero de trabajo. Con él siendo excluido de la sociedad, la película narra su espiral descendente de paranoia e ilusión.



Dirigida por el actor británico Christen Bale, la película se destaca por sus profundos matices psicológicos e ideas de salvación y culpa. Como parte del espectro de la filmografía inicial de Bale que lo etiquetaba como actor de método, la película está perfectamente moldeada por su escalofriante interpretación. Escrita por el guionista estadounidense Scott Kosar, la película se basa intrínsecamente en el desarrollo del personaje que formula el discurso narrativo posterior. Le ayuda la triste fotografía de Xavi Giménez, que muestra el malestar mental, el dolor y el trauma de Trevor.



La narrativa de la película está entrelazada por una variedad de temas, motivos y símbolos que estructuran el thriller psicológico. Desde aspectos como el autoconocimiento, las tendencias de comportamiento de la sociedad, la culpa y la conciencia, 'El maquinista' es una historia de salvación inalcanzable. En este artículo, intento comprender cómo se desarrolla la narrativa de 'El maquinista' hacia el clímax impactante. Este artículo deconstruye la trama y analiza los temas, motivos, símbolos y personajes que forman la esencia de la película.

La trama



'El maquinista' está protagonizada por Christian Bale como el maquinista titular, Trevor Reznik, que sufre de insomnio, por lo que se encuentra inmensamente emancipado. Su salud y apariencia deterioradas mantienen alejados a sus compañeros de trabajo. Las cosas empeoran y se vuelven en su contra cuando se ve involucrado en un accidente que hace que su compañero de trabajo, Miller, pierda su brazo izquierdo, debido a que estaba distraído por un compañero de trabajo desconocido llamado Ivan. Es condenado al ostracismo cuando resulta que ninguno de los trabajadores conoce a Ivan, lo que hace que sospechen que Trevor es insensible y loco. Sin embargo, Trevor tiene un lado positivo en Stevie, una prostituta con un afecto genuino por él, y con María, una camarera en un restaurante del aeropuerto que frecuenta.

Trevor también es perseguido por breves destellos de imágenes recurrentes y pesadillas. Además de la oscuridad, aparece una serie misteriosa de notas adhesivas en su refrigerador, que representan un juego del verdugo. Continuamente preocupado por los vagos incidentes que lo envían más a la paranoia, intenta establecer una relación con María. En una serie de tales eventos, la conoce a ella y a su hijo, Nicholas, en un parque de diversiones. Interesado en un paseo por la casa llamado 'Ruta 666', Trevor acompaña a Nicholas, pero las cosas van mal ya que las luces intermitentes hacen que el niño sufra un ataque epiléptico. Estos sucesos extraños y continuos vuelven paranoico a Trevor y comienza a sospechar que los eventos extraños son un esfuerzo concertado de alguien para volverlo loco. En un intento de comprender estos eventos anormales, Trevor localiza varias pistas pequeñas. Una foto de Ivan pescando con el compañero de trabajo de Trevor, Reynolds, que descubre en la billetera de Ivan cuando Ivan la deja desatendida en un pub, lo lleva a más especulaciones. Sin embargo, la paranoia continua de Trevor hace que arremeta contra la gente y se aleja por completo de todos. Trevor se olvida de pagar sus facturas de servicios públicos y se desconecta la electricidad.



En medio de este aislamiento, Trevor un día se da cuenta de que un líquido oscuro y viscoso comienza a gotear fuera del congelador, cubriendo la puerta del refrigerador con vetas de lo que parece ser sangre. Trevor, sospechando una vez más de la mano de Ivan en él, para enfrentarse a él, intenta rastrear su matrícula. Sigue el coche de Ivan para leer su matrícula, pero se queda sin gasolina durante la persecución. Intenta obtener el número de un empleado del DMV, pero le dicen que la información personal no se puede divulgar a menos que se haya cometido un delito. Al escuchar esto, Trevor se lanza frente a un auto para acusar a Ivan de cometer un atropello y fuga. Sin embargo, mientras presenta un informe policial con el número de placa del automóvil de Ivan, Trevor se entera de que el automóvil es suyo, y según él, el vehículo totalizó hace un año. Sin otra opción, Trevor huye de la estación de policía para vivir con Stevie. Si bien las cosas parecen alegres, encuentra la foto de Ivan y Reynolds enmarcada en su casa y la acusa de conspirar contra él. Confundido, Stevie dice que la imagen es de Reynolds y Trevor, pero él se niega a mirarla y es expulsado después de un conflicto verbal.

Para buscar algo de compasión, Trevor va a encontrarse con María en el restaurante del aeropuerto, pero para su sorpresa, una camarera desconocida le dice que nunca han tenido una empleada llamada María. La camarera del mostrador le dice a Trevor que lo ha servido todos los días durante un año, y en todo ese tiempo él habló tan poco que ella comenzó a pensar que era un mudo.

Más tarde ese día, Trevor se da cuenta de que Ivan lleva a Nicholas al apartamento de Trevor. Temiendo la seguridad de Nicholas, se enfrenta a Ivan, solo para matarlo después de tener una pelea. En un intento por ocultar el cuerpo, Trevor intenta meter a Ivan en una alfombra, pero de repente tiene flashbacks de una foto que muestra a Trevor con Reynolds, que vio en el apartamento de Stevie. Luego, mientras trata de deshacerse del cadáver de Iván, enrollándolo en una alfombra y arrojándolo al océano, descubre que no hay nadie en la alfombra. De repente, una antorcha le destella por detrás, y se revela que Ivan, para la mayor confusión de Trevor, está vivo.

Trevor se da cuenta de que había estado alucinando debido a la culpa, por lo que se mira al espejo y pronuncia las palabras: 'Sé quién eres'. Se revela que hace un año, Trevor atropelló y mató a un niño idéntico a Nicholas después de apartar la vista de la carretera para usar el encendedor del automóvil, lo cual fue presenciado por la madre del niño, idéntica a María. Temiendo ser procesado, decidió marcharse. Sin embargo, este acto, de cobardía e injusticia, le provoca un sentimiento de culpa, provocando insomnio, emaciación y memoria reprimida. Luego se revela que Ivan es un producto de la imaginación de Trevor y una manifestación de sí mismo antes del accidente. Trevor camina hacia el juego del ahorcado antes mencionado, llenando las letras que faltan, que deletrean 'asesino'. En un intento de escapar, reconsidera su decisión y se dirige a la jefatura de policía. Ve a Iván, alentando su decisión, y en la recepción de la estación de policía, confiesa el caso de atropello y fuga. Dos agentes de policía acompañan a Trevor a una celda, donde declara sus deseos de dormir y lo hace por primera vez en un año.

Insomnio

El insomnio es el primer símbolo que ayuda a los espectadores a comprender el estado mental de Trevor. La narrativa principal protagoniza con Trevor contemplando su disparidad de no poder dormir y la narrativa concluye con él finalmente pudiendo dormir bien. La privación del sueño se emplea para abordar el tema de la salvación. Se podría cuestionar el hecho de que las alucinaciones eran parte de una pesadilla, lo que demuestra el hecho de que no sufre de insomnio sino de horribles pesadillas. Tal teoría tiene cierta plausibilidad, ya que podría estar alucinando mientras se queda dormido durante el día, como resultado de su incapacidad para dormir durante la noche. Cuando Trevor se entera de que Iván, María y Nicolás eran solo partes de su alucinación llena de culpa, muestra la inestabilidad de su mente. La película no discute sobre el tema del insomnio. Es solo un medio de esbozar sus rasgos de carácter posteriores. La película emplea el insomnio como metáfora de la privación del sueño debido a la culpa y la culpabilidad.

Culpa

El dispositivo narrativo que desencadena el arco del personaje de Trevor es el tema de la 'culpa'. A lo largo de la progresión de la película, notamos un aire helado que se cierne sobre la narrativa. Trevor se muestra inmensamente emancipado. En una escena, mientras habla con su novia Stevie, Trevor sobresale en broma las costillas, mostrando una imagen desgarradora de su cuerpo. Su salud se deteriora debido a que sufre de insomnio y tiene terribles pesadillas.

'El maquinista' toca una variedad de teorías de la 'psicología anormal'. La película explora la culpa, que juega un papel crucial en el desarrollo del malestar mental y, en el caso de Trevor, del insomnio a la paranoia delirante. El mayor enfoque en la alucinación de Trevor también apunta hacia el aspecto de 'esquizofrenia inducida por la culpa'. El comportamiento errático de Trevor tiene influencias de ciertos tipos de trastorno bipolar y trastorno de alucinaciones auditivas. La narrativa también trata sobre el cambio intrínseco de comportamiento de Trevor ayudado por la neurosis subyacente, que conecta el comportamiento de Trevor y su culpa. Trevor muestra los síntomas de tener TOC y como vemos sus comportamientos compulsivos de limpieza. Si se mira con atención, está obsesionado con lavarse las manos. La película conecta su TOC con la culpa, ya que el lavado de manos simboliza a Trevor quitándose la sangre de las manos.

El final y los personajes

Iván:Ivan está creado como un medio para representar la culpabilidad de Trevor. Con su conciencia perturbada, Iván actúa como una manifestación de sí mismo y de su pasado. Iván no es solo la manifestación de su culpa, sino que también es una manifestación de sí mismo. En las escenas culminantes, cuando Trevor intenta forzar a Ivan a confesar, se entera de que el coche de Ivan es en realidad suyo. Solía ​​conducir el mismo automóvil que aparentemente Trevor había destruido después del accidente. También vemos que Iván tiene una apariencia extraña, particularmente su pulgar amputado, que es reemplazado por un dedo del pie. La apariencia simboliza el pecado que Trevor había cometido. La presencia de Ivan es un recordatorio constante del acto insensible que Trevor se había salido con la suya. Al final, cuando Trevor se entrega, Ivan sonríe y lo aprueba con reconocimiento. El papel de Ivan había logrado su verdadero propósito.

Marie y Nikolas:Si bien Marie y Nicholas parecen ser las únicas personas con buenas intenciones y nobles, nos enteramos de que también es producto de la imaginación de Trevor. Creado por él en un intento de disminuir su profundo sentimiento de culpa, se desencadena la lenta progresión de la locura. Resulta que Nikolas era el niño que Trevor mató accidentalmente y Marie era su madre. En un sentido profundo de vivir en un mundo sin consecuencias, el vínculo que Marie y Nicholas comparten con él es su forma de aliviar el peso de la culpa. También arroja luz sobre el hecho de que lo consideren un “buen hombre”, un cumplido que trató de demostrar su limpia y justa conciencia.

El tiempo también presagia su papel en sus experiencias alucinatorias. Trevor y el dúo madre-hijo deciden encontrarse en el parque de atracciones en1:30, la hora exacta del accidente. También reveló que Trevor y su madre solían visitar el mismo parque de diversiones. El vínculo entre María y Nicolás significa la relación que comparten un niño y su madre, un factor que lo atormenta aún más.

Razones

Ruta 66:La importancia de la muerte de Nicolas se demuestra por primera vez cuando tiene un ataque epiléptico mientras él y Trevor viajan en el paseo 'Highway to Hell'. El viaje corto presenta el estado mental atormentado de Trevor. Cuando Nicholas tiene el ataque, Trevor lo lleva obedientemente al hospital, lo que debería haber hecho en el accidente. El ataque epiléptico de Nicholas es solo una parte de la alucinación y un medio para justificar el hecho de que Trevor es un hombre de pensamientos y hechos nobles.

El frigorífico y las notas:El frigorífico y las notas pegadas a él también tienen una inmensa importancia para esbozar el estado de angustia emocional de Trevor. Hay tomas individuales del refrigerador y en una escena, la sangre se derrama, elevando los niveles de curiosidad. Las notas, que en realidad son un juego de ahorcado, las llena alguien y no está claro quién completa el juego. Sin embargo, como se reveló más tarde, el propio Trevor completó el juego. Quizás es su culpa la que escribe la palabra de seis letras: 'Asesino'.

Palabra final

'The Machinist' es una mirada profunda y oscura a la psique de una persona. Explora los temas de tensión y nerviosismo. Con un guión coherente y una dirección bien ejecutada, el personaje de Bale muestra cómo la culpa puede volver loca a una persona, lo que puede resultar en consecuencias mucho más mortales.

Leer más en Explicadores: Comienzo | Shutter Island

Copyright © Todos Los Derechos Reservados | thetwilightmovie.com