Charlie St. Cloud Ending, explicado

Mientras que algunos pueden ver 'Charlie St. Cloud' como una historia de esperanza sobrenatural exagerada, otros podrán apreciarlo por su descripción fundamentada de la redención de un hombre y su lucha por dejar atrás su pasado. La premisa de la película gira principalmente en torno al dolor del protagonista por la muerte de su hermano menor, quien primero se arrepiente de las decisiones que tomó en su pasado, luego las piensa en el último momento y finalmente supera su culpa. Además de ser muy conmovedora, la película también incluye algunos giros y vueltas oportunos a lo largo de su tiempo de ejecución que eventualmente conducen a su final. Entonces, aquí hay una explicación detallada de la película.

Resumen de la trama

Charlie, que está a punto de graduarse de la escuela secundaria, no proviene de una familia muy rica, sino que tiene una madre amorosa, un hermano al que se preocupa profundamente y varios elogios en su haber que allanan su camino hacia la universidad. Antes de irse a la universidad, le promete a su hermano que practicará béisbol todos los días con él. Por fin llega el día de la graduación de Charlie. Esa misma noche, a Charlie, que quiere ir de fiesta con sus amigos de la escuela por última vez, se le pide que cuide a su hermano. Cuando intenta escaparse de su casa, su hermano, Sam, lo atrapa y lo chantajea para que lo deje en la casa de su amigo. Aquí es cuando la vida de Charlie cambia por completo.



Un accidente automovilístico mata a su hermano y, por unos momentos, él también se queda sin vida. Durante estos momentos, Charlie tiene una experiencia extracorporal en la que Sam le pide que le sujete la mano. Pero es entonces cuando un paramédico lo reanima y Sam se ve obligado a soltar a su hermano. Durante el funeral de Sam, Charlie se niega a creer que su hermano está muerto y, con el guante de béisbol de su hermano en la mano, corre hacia el bosque. Ahí es donde, para su sorpresa, se encuentra con el espíritu de Sam esperando que practique béisbol como le había prometido antes.



El arrepentimiento de Charlie se apodera de él, mientras que Sam se niega a aceptar su muerte. Y así, Charlie se encuentra con él todos los días al atardecer y practica béisbol con él. Charlie anhela una vida normal, pero su amor por su hermano supera a todo lo demás y odia el hecho de que sobrevivió al accidente mientras que su hermano no. Así que consigue un trabajo en el cementerio donde está enterrado su hermano y renuncia a todo lo demás. Es entonces cuando una chica de la escuela secundaria de Charlie, Tess Carroll, entra en su vida y le da un nuevo sentido de propósito.

¿Qué pasó con Tess?



Charlie conoce a Tess por primera vez en los muelles de los barcos, donde ella le cuenta sus planes de viajar por el mundo en su barco. Publica esto, ella se encuentra con él en el cementerio y Charlie nota una pequeña herida en su cabeza. Él la repara y pronto comienza a pasar más tiempo con ella. Esto marca el inicio de la transformación de Charlie. Cuanto más florecen sus relaciones con Tess, más Sam comienza a sentirse descuidado. Un día, cuando Charlie llega tarde a la práctica, Sam incluso le dice que siente que está empezando a desaparecer.

Justo cuando Charlie se encuentra en la encrucijada de seguir adelante con Tess o permanecer cerca de su hermano fallecido, se entera de que Tess desapareció unos días antes. Esto le hace darse cuenta de que todo este tiempo, él no estaba con la Tess real, sino con su fantasma y esa es la razón por la que tenía esa herida en la cabeza. Justo cómo pudo ver a Sam después de su muerte, también pudo ver a Tess. Esto también revela el verdadero significado de la nota que Tess había dejado en su puerta que decía: 'Ven a buscarme'. Y es esta nota la que hace que Charlie se dé cuenta de que es posible que todavía esté viva. Es en este punto que Charlie finalmente desenreda el lío en el que se encuentra y elige perseguir su amor por Tess en lugar de aferrarse a su hermano.

El final: el verdadero propósito de Charlie



Hay una escena en los primeros momentos de la película donde Charlie termina conociendo al paramédico, Florio, quien le salvó la vida. Florio, que luego contrae cáncer, le dice a Charlie que no se arrepiente en la vida porque experimentó un milagro cuando le salvó la vida. Pero en ese momento, Charlie parece demasiado arrepentido por la muerte de su hermano y se niega a creer que su vida tiene un propósito más profundo. Pero la noche en que Charlie descubre que Tess ha estado desaparecida todo este tiempo, la esposa de Florio aparece en la cabaña de Charlie y le da el medallón de 'Saint Jude' de Florio, donde Jude es el santo de todas las causas perdidas.

Aquí es cuando la nota de Tess 'Ven a buscarme' le da a Charlie algo de esperanza y ve un camino más despejado por el que quiere dirigirse. Incluso después de saber que es posible que no pueda jugar a la pelota con su hermano, Charlie se arriesga a zarpar. de nuevo y encontrar a Tess. Con su amigo, roba un barco del muelle y, valiéndose de su experiencia como marinero, deduce dónde podría estar Tess. Paralelamente, al atardecer, Sam aparece para jugar con Charlie pero se da cuenta de que su hermano ya no vendrá allí. Aunque le resulta difícil tragar esta amarga verdad, la acepta y le dice a Charlie que siempre lo amará. Desde su estado de limbo, mientras Sam se dirige al cielo, se convierte en una estrella fugaz que guía a Charlie al lugar donde se estrelló el barco de Tess. Con esto, Charlie puede llegar a su ubicación a tiempo y salvarla.

En los momentos finales de la película, aunque Tess no recuerda nada, afirma que vio a Charlie en sus sueños. Ahí es cuando Charlie le asegura que lo que vio no fue un sueño. Esto se remonta a todas las escenas en las que Tess tuvo su propia experiencia de limbo fuera del cuerpo. En la escena final, Charlie zarpa de nuevo en su barco y se embarca en un viaje para vivir su sueño de viajar por el mundo con Tess. Pero al mismo tiempo, le promete a su hermano que nunca lo olvidará.

El final muestra cómo Tess no solo hizo que Charlie se enamorara, sino que le dio la oportunidad de dejar atrás todos los lamentos que lo retenían. Charlie se culpaba constantemente por la muerte de su hermano e incluso cuando Florio trató de convencerlo de que tenía un propósito más profundo, se negó a creerlo. Pero al final, se da cuenta de que la única razón por la que sobrevivió a ese accidente automovilístico fue para luego poder salvar a otra alma de la muerte. Con esto, finalmente puede dejar todo su arrepentimiento atrás, ya que ahora entiende que todo sucede por una razón. O en otras palabras, como diría Florio:'Nada es una causa perdida'.

Copyright © Todos Los Derechos Reservados | thetwilightmovie.com